Jota Cuspinera

El Montakit Fuenlabrada vuelve a estar en la Copa del Rey tras una extraordinaria primera vuelta que les ha valido el calificativo de equipo revelación. Con un equipo muy heterogéneo, renovado de arriba abajo tras el último puesto de la temporada pasada, el Fuenla consiguió la química necesaria para obtener el último billete disponible para el torneo copero, dejando fuera al Unicaja.

“Me siento como el patito feo invitado a una fiesta de cisnes”, afirma Jota Cupinera.

El sorteo de cuartos de final emparejó al Fuenlabrada con el Real Madrid, de quien le separa un abismo presupuestario. Jugarán ilusionados y sin presión, pero no relajados, avisa su entrenador: “Vamos a disfrutarlo, pero no lo confundamos con fiesta. Venimos a disfrutarlo pero con el espíritu de competir”.

El miércoles Sergio Rodríguez afirmaba que era un handicap para ellos que Jota hubiera sido técnico asistente en el Real Madrid “porque nos conoce”. “Le agradezco sus palabras”, responde Cuspinera. “El Chacho es un crack, pero no lo considero un handicap o una ventaja. Sé o intuyo lo que pueden hacer, pero lo que les hace grandes es que te lo van a hacer igual”.

El Madrid es el gran favorito, pero en su enfrentamiento de liga regular el ganador fue el Fuenla (91-85). “Ellos estarán más alerta por haber perdido contra nosotros, seguro“, avisa Álex Urtasun“Ellos tienen que tener un día regular o malo, seguro. Eso para empezar. Y nosotros estar lo mejor posible atrás. Alguna oportunidad tendremos; si no, no estaríamos aquí. Es muy difícil pero alguna opción tendremos, aunque sea mínima. Intentaremos que el partido esté apretado para tener opciones al final”, añade el escolta.