Después del duelo más caliente en mucho tiempo en la NBA con el regreso de Kevin Durant a Oklahoma City, el alero de los Warriors acudió a cenar al famoso restaurante ‘Mahogany Prime Steakhouse’. Quizás al último que esperaba encontrarse allí era a Russell Westbrook, pero así fue. Las dos estrellas coincidieron en el mismo local, más típico de un guión de una sitcom que de la vida real.

Según publican medios especializados, Kevin Durant quiso alquilar el restaurante al completo, pero el propietario Dave Osborn se lo impidió, rechazando una oferta económica de entre 30.000 y 35.000 dólares. Es un lugar habitual al que suelen acudir aficionados e incluso jugadores de los Thunder y este sábado no fue diferente.

La pregunta está en el aire… ¿Provocación de Westbrook o estrategia comercial fantástica del dueño del restaurante? Opinen ustedes. La realidad es que la foto es viral en Estados Unidos y ya todo el mundo conoce el nombre de este local en el que Durant y Westbrook pudieron arreglar su relación pero funcionó.