Kristaps Porzingis ya no es un rookie, es una auténtica realidad, y en este curso 2016/2017 promete seguir creciendo. Es muy ambicioso y en el último choque de pretemporada ante Boston Celtics volvió a brillar con 20 puntos anotados y un despliegue de fundamentos excelente.