Tras un mes de calvario y tres operaciones después, Kyle Kuric ha podido volver a Gran Canaria con su familia. A su vuelta a la isla, el jugador fue recibido por sus compañeros entre aplausos y abrazos. Posteriormente el estadounidense dio una rueda de prensa en la que agradeció todas las muestras de cariño y apoyo que recibió cuando estaba ingresado.

El escolta del Herbalife tenía claro que quería volver a Gran Canaria cuanto antes tras su operación. “No me gustó la manera en la que me fui y quería regresar. La gente, la comida, la cultura… Estar cerca del equipo, de los entrenadores y la gente del club. Tenía claro que quería estar en Gran Canaria y recuperarme aquí, creo que es lo mejor para mí“.

Todavía no se ha fijado una fecha para volver a jugar, aunque confesó que ya puede salir a caminar sin cansarse. “Todavía no puedo correr, ahora tengo que recuperar músculo, sentirme cómodo a la hora de correr e ir paso a paso“.