Una de las mejores imágenes que me deja esta Summer League de la NBA ha sido ver jugar en pleno rendimiento a Kyle Kuric. Un desconocido para el común de los espectadores en el Thomas & Mack Center, seguramente nadie en la grada conocería su historia, pero lo que ha logrado el norteamericano en Las Vegas es mucho más que un reto deportivo, es un ejemplo más de superación, un capítulo que añadir a su tremenda historia de vida. Charlamos con él ocho meses después de su operación a vida o muerte. Aún no tiene su futuro resuelto, pero pelea cada minuto para seguir siendo un gran jugador. No quiere bajarse de la nube y sueña con continuar jugando, incluso a mayor nivel que hasta el momento.

¡Qué alegría verte jugar con continuidad aquí en Las Vegas! ¿Cómo te sientes ocho meses después de la operación?

Mi cuerpo responde bien, estoy feliz porque estoy jugando y me siento en buena forma. Me encuentro emocionado de estar aquí y con ganas de ver qué me depara el futuro.

¿Cuál es el objetivo principal por el que estás aquí jugando en la Summer League y no descansando?

Me han preguntado varios equipos si estaba bien, si estaba sano. Así que el motivo principal es demostrar que puedo jugar, que todo está bien, sin problemas. Después de esto, encontrar un nuevo reto con un equipo, ya sea en Estados Unidos o fuera.

Imagino que jugar en Estados Unidos después de tantos años en Europa será algo muy especial para ti…

Sí, claro. Todos queremos jugar en la NBA. Jugar fuera está bien, pero no es la NBA. Estoy feliz de poder hacerlo en este momento.

Eres agente libre, puedes decidir tu futuro, ¿cómo se presentan tus próximos meses?

Estoy esperando que continúe mi temporada, no hay nada seguro todavía, pero estoy muy motivado.

RecursoKyleKuricSuns

¿Te gustaría jugar en Europa con más protagonismo o preferirías venir a la NBA aunque fuera teniendo menos minutos? ¿Te ves con posibilidades?

No lo sé. No sé si hay opciones de jugar aquí o no. Por supuesto que si existe alguna posibilidad tengo que aprovecharla, pero no tengo problema en regresar a Europa una temporada más.

Pasaste de jugar en una gran ciudad como Madrid a las islas. ¿Cómo te has sentido en Canarias?

Es fantástico. Ningún problema. Estábamos en Las Canteras, era genial, en la misma playa. Me encontraba fantástico con el equipo, hicimos un gran año.

Querría preguntarte de nuevo sobre tu intervención, ahora lo ves todo con más perspectiva y tranquilidad. Si te pregunto por lo más positivo que te ha aportado esta experiencia de vida, ¿qué me responderías?

No puedo quedarme sólo con un momento. Por un lado todo el apoyo que recibí, la primera vez que me pude poner en pie para empezar a trabajar, mi primer entrenamiento en pista, volver a casa… Todos y cada uno de los momentos fueron especialmente importantes.

Supongo que el mayor reto era volver a ser deportista de élite. Cuando empiezas a recuperar sensaciones motrices y empiezas a moverte de nuevo, a caminar, a correr, a entrar en una pista… ¿Qué se te pasa por la cabeza cuando todos esos episodios los vas superando?

Lo primero que piensas es que has terminado con algo y puedes empezar de nuevo. Siempre fue una incertidumbre si podría volver a jugar de nuevo. Era feliz de poder correr de nuevo, pero ya pensaba en el siguiente reto.

[table id=75 /]

Kyle Kuric disputó la Summer League de la NBA en Las Vegas con Phoenix Suns, siendo un jugador importante. La titularidad se la ganó con el paso de los partidos, ya que en los dos primeros encuentros comenzó desde el banquillo. Ha destacado, sobre todo, en su tiro exterior, era uno de los especialistas de su equipo. En total acumuló 12 triples de 28 intentos para un 42% de acierto.