Los aficionados del CB Sevilla se manifestaron ayer por la tarde ante la sede de CaixaBank, el accionista mayoritario del club, para tratar de evitar que el equipo desaparezca. De acuerdo con un comunicado emitido la semana pasada, el club ha convocado una junta general de accionistas para el próximo 20 de julio, en la que estudiará la “aprobación, en su caso, de la disolución de la sociedad“. La entidad bancaria tiene intención de vender su capital social para que la propiedad de esa entidad de la ACB pase a nuevos propietarios.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, atendió a los manifestantes al mismo tiempo que aseguró que “lo vamos a conseguir“. A la manifestación acudieron el presidente del CB Sevilla, Fernando Moral, todos sus empleados y técnicos y exjugadores como Raúl Pérez, Chus Llano, Chinche Lafuente, Rocky Jarana o Javi Carrasco, informa EFE.

El club hispalense ha disputado 28 ediciones de la Liga ACB consecutivas en sus treinta años de historia. Muchos de sus jugadores y ex jugadores como Berni Rodríguez o Luka Bogdanovic han mostrado su apoyo en las redes sociales, haciendo un llamamiento para que el CB Sevilla siga vivo.

Por si fuera poco, el que ha sido entrenador del equipo sevillano durante dos temporadas, Luis Casimiro, ha anunciado su desvinculación del club. Así, el técnico de Ciudad Real pasa a dirigir la próxima campaña al Herbalife Gran Canaria durante dos temporadas después de la despedida de Aíto García Reneses.

Bilbao Basket consigue financiación para salvarse
Tras unas semanas de incertidumbre el Bilbao Basket ha obtenido una subvención del Ayuntamiento de un millón de euros para los próximos cinco años, es decir, 200.000 euros anuales. De lo contrario, el club bilbaíno “habría entrado en concurso de acreedores y eso supondría la salida automática de la ACB”. Por lo que el alcalde ha justificado esta decisión ante las críticas de la oposición: “O adoptamos este acuerdo o el equipo desaparece”.