A veces el deporte es muy cruel y esta mañana lo ha sido en el último partido de la carrera de Raül López. El base estuvo a punto de despedirse de Miribilla con una victoria y con su equipo clasificado para playoffs cuando el alero del CAI Zaragoza, Joan Sastre, lanzó el balón desde su campo encestando una canasta decisiva. Los tres puntos subieron al marcador 72-73, reflejando la victoria del conjunto maño por la mínima sobre la bocina.

Aún así, la afición bilbaína puso su mejor cara para despedir con todos los honores a Raül López, que no pudo reprimir las lágrimas en un día tan especial:

Un “aurresku” de honor dio comienzo al homenaje que recibió el base de Vic. A continuación en el videomarcador aparecieron varios compañeros con los que ha compartido cancha a lo largo de su carrera: Pau y Marc Gasol, Juan Carlos Navarro, Felipe Reyes, Ricky Rubio, Sergio Llull, Jorge Garbajosa… Mientras, en la pista, junto a un emocionado Raül se reunían niños con camisetas de todos los equipos en los que ha militado.

El mago se va, su magia se queda“, fue el mensaje en las gradas de Miribilla esta mañana. “Lo que ha pasado no estaba en el guión, pero ver todo esto… Había pensado muchas veces qué podría decir si llegaba ese momento y siempre pensaba que iba a decir ‘no me retiro’. Pero tener la oportunidad de vivir esto…“, dijo a su público. Con mucha tristeza, el base corroboró que “ha llegado el momento” y que “es muy importante saber retirarse a tiempo“, antes de enumerar las razones por las que ha decidido decir adiós.