Stephen Curry dijo adiós a la pretemporada de la mejor manera posible, completando un partidazo de 35 puntos, de los que 24 llegaron desde más allá del perímetro.