LeBron James ha hecho su duodécimo viaje anual a China como parte de su partnership con Nike, visitando Guangzhou y Pekín, donde animó a los niños a creer en sus habilidades y superar los obstáculos.

La primera parada de la visita fue el 10 y el 11 de septiembre en Guangzhou, donde estuvo presente en el All Star de la liga de institutos, donde participó en competiciones de tiro y fundamentos. Asistieron 8.000 aficionados que enloquecían cada vez que la estrella de los Cavs tocaba el balón.

Al día siguiente el número de asistentes creció considerablemente hasta 10.000 seguidores, todos le felicitaron por su triunfo en la última edición de la NBA, lo que generó el agradecimiento de LeBron. Antes de marchar visitó también una academia de desarrollo donde participó con algunas de las enseñanzas de fundamentos, se involucró mucho en la actividad y quiso recalcarle a todos los participantes la importancia de poner atención en los detalles dentro de la pista.

Una vez ya en Pekín, James estuvo trabajando en el parqué con la selección nacional de China de categoría sub23, como parte de un programa de mejora que tienen firmada la federación del país asiático con la marca deportiva Nike. Durante una hora, LeBron compartió su rutina de trabajo habitual fuera de temporada con los jóvenes jugadores.

Por duodécimo año consecutivo, LeBron James dejó un gran sabor de boca en el gigante asiático, un importante impacto a todos los niveles: social, comercial y deportivo.