El FC Barcelona se quedó la victoria en el primer Clásico de la temporada por 85-75. El conjunto catalán se sobrepuso a las cinco bajas de su plantilla para doblegar a un Real Madrid que perdió su condición de invicto en el Palau. Ya en el último cuarto y con apenas un minuto, Tyrese Rice quiso poner la guinda al partido con esta jugada, algo que no gustó demasiado a Andrés Nocioni, con el que se enzarzó en una acalorada discusión. Los árbitros resolvieron el incidente con una técnica para el jugador del Barcelona y dos para el del Madrid, que acabó expulsado.