Le faltó la victoria, pero la visita era lo suficientemente complicada como para que Unicaja regresara a Málaga con un buen sabor de boca. Entre los jugadores cajistas, el más sonriente en la zona mixta del Palacio era Carlos Suárez, que regresaba a su ciudad para medirse a sus antiguos compañeros, demostrando que pese a una pretemporada intermitente, cuando llega la hora de competir siempre puede dar un paso al frente. Más aún si se trata del Palacio de los Deportes de Madrid, esos aros le han visto jugar tantas veces que se encuentra en su salsa.

Quedó patente en sus números con una actuación memorable, el segundo mejor arranque de su carrera en la ACB. En sus 29 minutos en pista anotó 12 puntos con 2/2 en tiros de dos, 2/4 en triples y 2/2 en libres. Además sumó a su estadística siete rebotes y cuatro asistencias con un tapón que componían los ingredientes de un 21 de valoración. Fue su mejor versión en bastante tiempo e incluso demostró que Plaza puede contar con él en la posición que precise, respondiendo también durante los minutos en los que tuvo que jugar de cinco.

Un año y tres meses después, superaba los 20 puntos de valoración con la camiseta de Unicaja, algo que consiguió por novena ocasión. ¡Gran arranque para Carlos Suárez en la temporada 2016/2017!