Una de las anécdotas curiosas que dejan los NBA Global Games es esta canasta desde medio campo que realizó un aficionado chino. El premio por encestar era nada menos que un millón de yuanes, cerca de 135.000 euros.