Shaquille O’Neal tiene un amplio currículum de abusos a equipos rivales, pero lo sucedido aquella noche del 20 de noviembre de 1993 en Nueva Jersey fue especial. No fue un triple-doble sin más, el gigantón de los Magic sumó 24 puntos, 28 rebotes y 15 tapones.