Después de 13 años Dwyane Wade se despidió de los Heat y de Miami de esta manera tan original. El ya jugador de los Chicago Bulls colocó una valla publicitaria en la que se leía el mensaje “Gracias, Miami”. Wade ha querido hacer las cosas bien desde el primer momento, haciendo su partida lo menos traumática posible para la afición: con una emotiva carta y anunciando previamente su fichaje con los Bulls en rueda de prensa. Una despedida que dista mucho de la de LeBron James cuando decidió fichar por los Cleveland Cavaliers en 2014.