Hubo que esperar casi el primer cuarto por completo para ver anotar a Kevin Durant con su nueva camiseta. Curiosamente vino después de un error en la finalización que provocó el contraataque de Toronto, tras un tapón quedó ‘Durántula’ como ‘palomero’, recibiendo cómodo y machacando el aro. Acabaría el partido sumando nueve puntos, cuatro rebotes y tres asistencias en 18 minutos de juego.