Dice el dicho popular que para entender el presente hay que conocer el pasado. En EJDN hemos querido llegar hasta esta radiografía de la temporada 2016/2017 aplicando literalmente esta expresión al momento por el que atraviesa la NBA, tratando de descubrir detalles como por ejemplo desde qué universidades llegan los mejores jugadores del planeta, así como la experiencia y veteranía que tienen los diferentes equipos.

Los Wildcats llegan más a la NBA

Teniendo en cuenta las plantillas actuales, por quinta temporada consecutiva los equipos de la NCAA que más nutren a los de la NBA son Kentucky (24), Duke (19), Kansas (15) y North Carolina (14). Esos 24 hombres llegados desde Kentucky suponen la mejor marca histórica desde hace treinta años. Los otros centros que pueden presumir de ‘dobles dígitos’ en esta curiosa estadística son UCLA (13), Arizona (12), Syracuse (11) y Florida (10).

captura-de-pantalla-2016-11-13-a-las-22-07-06

Si clasificamos la procedencia de los jugadores de la NBA encontramos cuatro puntos de partida posibles. El primero de ellos es la División I de la NCAA, el segundo los que no han jugado en esta categoría pero sí en la NCAA, en tercer lugar encontramos los que no pasaron por la etapa universitaria y pegaron el salto directamente desde el Instituto, y por último los extranjeros sin experiencia en el basket universitario de los Estados Unidos.

Sobre este último grupo, es mucho menor que el número de jugadores extranjeros total en la liga, ya que hay casos como el de Domantas Sabonis, que procediendo de Europa sí que cursaron sus estudios en Norteamérica. Han cambiado mucho las cosas, porque teniendo en cuenta el informe de la temporada 1985/86, encontramos que había menos equipos (23 en total) y no figuraban jugadores llegados directamente desde fuera de las fronteras de Estados Unidos. Sí había algunos, pero todos ellos habían cursado sus estudios y jugado en la NCAA. Por entonces, el claro dominador era la Universidad de UCLA con nueve jugadores en la NBA.

Hoy en día, el 16.9% de los profesionales de la canasta en la NBA son extranjeros que no jugaron en la NCAA, un total de 76, en total 10 más que el pasado año. El dato es evidente después de la fuga de talento que se ha producido en el baloncesto europeo buscando una oportunidad en Estados Unidos, hablamos de jugadores como Sergio Rodríguez, Tomas Satoransky, Alex Abrines…

Mucho novato por evaluar, pocos veteranos pero muy buenos

veteranosnba

Otro punto de vista interesante por el que podemos descubrir datos curiosos del colectivo de jugadores en la NBA es el de los años de experiencia. Es destacable la apuesta por la juventud, cómo gran parte de los proyectos se inclinan por aire fresco. De este modo un 38% de los jugadores inscritos en la liga cuentan con dos o tres años de experiencia, además de los novatos. Son un total de 173 de un total de 449. Desde ahí lo más común es encontrar profesionales de entre cuatro y ocho años de trayectoria en la liga. Obviamente, a medida que avanzan los años encontramos menos protagonistas, los más veteranos rozan los cuarenta, son cuatro jugadores que cuentan con 39 años: Paul Pierce (Clippers), Jason Terry (Bucks), Manu Ginobili (Spurs) y Vince Carter (Grizzlies).

Por equipos encontramos muchas diferencias a la hora de clasificarlos en función de sus años de experiencia en la NBA. Los más veteranos son los actuales campeones, unos Cavaliers que promedian 30.5 años y cuentan con 8.73 temporadas jugadas. Les siguen de cerca los Clippers. Curiosamente, el mito de los Spurs no se cumple, con el tercer equipo ‘más viejo’. Los menos experimentados son los Sixers, un equipo muy joven en el que el más veterano es Sergio Rodríguez (30). Los de Filadelfia promedian 24.16 años de edad con apenas un par de campañas en su haber, mucha distancia respecto a los siguientes equipos más jóvenes: Portland Trail Blazers (24.94) y Toronto Raptors (25.01).

Por último, y haciendo referencia a los treinta entrenadores de la NBA, resulta curioso que ninguno de ellos comparta origen en el baloncesto universitario. Hasta treinta orígenes diferentes, treinta universidades para treinta equipos NBA.