Es la primera vez que vivo una situación así, con tantas lesiones, en mi carrera“, señalaba Georgios Bartzokas a principio de temporada. Entonces tan solo habían disputado tres jornadas de Euroliga pero ya cosechaban dos derrotas, aunque lo que más preocupaba al entrenador griego – y con razón – era la cantidad de problemas físicos que sufría el equipo. Ni un mes compitiendo y el FC Barcelona ya había perdido a cinco jugadores, dos de ellos incluso antes de llegar a disputar un partido oficial: Justin Doellman, Juan Carlos Navarro, Pau Ribas, Petteri Koponen y Shane Lawal.

La primera temporada de Bartzokas en el club azulgrana no está siendo fácil, más allá de los ajustes técnicos y la adaptación al equipo, las lesiones se están encargando de complicar la labor del entrenador griego. En la Liga Endesa el conjunto azulgrana se mantiene en los puestos altos de la tabla, segundos por detrás de Real Madrid, con un balance de 10-3. Sin embargo, en la Euroliga el club catalán está pasando serios apuros con un alarmante 10º puesto y tan solo 6 victorias por 8 derrotas. La preocupación crece más aún si tenemos en cuenta que el Barça es el equipo con la anotación más baja de la competición con 1001 puntos en 14 partidos y una media de 71.5 tantos por encuentro.

Veo muchos jugadores lesionados porque la Euroliga está intentando ser como una NBA, con 82 partidos por temporada, pero sin las condiciones que hay en la NBA

G. Bartzokas (Mundo Deportivo)

Una enfermería muy concurrida

Antes de comenzar la pretemporada el Barcelona perdía a Shane Lawal, que caía lesionado en los Juegos Olímpicos de Río en un encuentro contra Argentina. El jugador nigeriano tuvo que pasar por quirófano tras romperse el tendón rotuliano de la rodilla izquierda y desde entonces está en proceso de rehabilitación en las instalaciones del club.

La mala racha continuaba con un desafortunado accidente de Petteri Koponen cuando viajaba en taxi. El finlandés sufría un traumatismo craneoencefálico que le impedía jugar la Supercopa Endesa así como las cinco primeras jornadas de la Liga Endesa y tres de Euroliga. Además, la casualidad quiso que cuando Koponen volviera a jugar fuese su compañero Pau Ribas el que se lesionara de gravedad. El escolta catalán tuvo que ser intervenido tras romperse el tendón de Aquiles del pie izquierdo y los servicios médicos del club indicaron que sería baja de 6 a 8 meses, es decir, lo que restaba de temporada.

Entretanto Bartzokas tenía que hacer malabares para suplir las ausencias puntuales de Tyrese Rice y Brad Oleson, con molestias tras la Supercopa, y Justin Doellman, aquejado con un esguince de segundo grado que le tuvo un mes en el dique seco. Aunque sin olvidarnos de Juan Carlos Navarro, baja durante la mayor parte de la temporada. El internacional español ha disputado tan solo cuatro encuentros de la Euroliga, un partido más que en la competición doméstica debido a sus continuas lesiones musculares.

Las lesiones volvieron a diezmar al equipo catalán en noviembre cuando Víctor Claver tuvo que operarse tras sufrir una lesión en el escafoides de la mano izquierda. Tres semanas en las que el ala-pívot valenciano se perdió, entre otros, el Clásico, donde el Barcelona tiró de orgullo para demostrar que podía competir pese a tener tantos contratiempos (85-75). En este tiempo el club azulgrana llegó a un acuerdo con Jonathan Holmes (2.06 y 23 años), para reforzar su juego interior.

El último en engrosar esta larga lista de lesionados ha sido Stratos Perperoglou. El alero griego estará seis semanas de baja tras tener que retirarse de un entrenamiento previo a un encuentro de Euroliga.