Ante los Lakers y concretamente ante su amigo José Manuel Calderón, así se llevó a cabo el pase de la noche que firmo Marc Gasol. Sin mirar, dejando solo para anotar a Green.