En la NBA es habitual encontrar múltiples espectáculos y concursos para los ratos en los que el juego está parado. En Cleveland innovaron emulando al mítico juego de los Tragabolas. ¡Brillante!