captura-de-pantalla-2016-11-26-a-las-21-13-16

Parece que la polémica sigue persiguiendo a Bradley Beal, si este mismo año ya estuvo en boca de todos después de que su compañeros John Wall reconociera su alegría por ‘ser su compañero’ ya que así no le tendría frente a él. En el partido que enfrentó a Orlando Magic y Washington Wizards este viernes, Bradley Beal fue demasiado lejos, agarrando del cuello a Evan Fournier con tanta fuerza que terminó por dejarle la marca de sus dedos en el cuello. Fue expulsado por una doble técnica y tuvo que abandonar el partido.