Nicolás Laprovittola volvió a demostrar ante el Gran Canaria (18 puntos, 3 asistencias, 5 triples) ser un jugador que le da un salto de calidad al Movistar Estudiantes. En tres partidos con su nuevo equipo (14,3 tantos y 4,7 asistencias de promedio) el argentino ha demostrado personalidad y ganas de triunfar en la ACB, pero su producción no ha sido suficiente para cambiar la tendencia perdedora del Estu, último en la clasificación (3 victorias y 14 derrotas) al finalizar la primera vuelta.

El base de Morón, no obstante, no pierde la fe: “Creo que pusimos toda la actitud después de una semana atípica. El equipo ha trabajado bien, con compromiso, pero no lo pudimos plasmar en el juego. Confío en los chicos y en el club. Tenemos que seguir trabajando; los resultados van a llegar, señala convencido.

Laprovittola, fichado del Lietuvos Rytas lituano, donde estaba promediando 12,1 puntos y 5,5 asistencias en la Eurocup, reconoce que el equipo está anímicamente tocado (“Cuesta encontrar momentos de risa con estos resultados”) pero confía en la recuperación: Yo ya sabía la situación del equipo cuando decidí venir. Creo que tenemos cosas para cambiar, para que el equipo de mucho más en la cancha. Tenemos que darle una vuelta de rosca más”, explicó a EJDN.

El Estu, dirigido este domingo por Alberto Lorenzo tras la destitución de Diego Ocampo, cayó claramente víctima, sobre todo, de sus inexplicables errores de concentración. El Granca aprovechó los momentos que tuvo, que les dejamos, por nuestra falta de rebote, poca eficacia y pérdidas. Han hecho puntos fáciles en el segundo tiempo que a este nivel te matan”, señaló el base.

El Movistar Estudiantes abre la segunda vuelta el próximo domingo en la cancha del Joventut.