Ya son historia del baloncesto español gracias a la canasta mágica de Anna Cruz sobre la bocina ante Turquía. Y como en Río quedaba toda la tarde por delante, no había mejor lugar para celebrarlo que en la piscina de la propia Villa Olímpica. ¡Todas al agua! La encargada de grabar esta escena fue Isa Sánchez, ayudante de Lucas Mondelo y la publicó en su cuenta oficial de Twitter.