Otra temporada que se le complica a Derrick Rose y no, esta vez no son las malditas lesiones las que le están impidiendo realizar la pretemporada con los New York Knicks con normalidad. El base se enfrenta a una grave acusación de violación que supuestamente cometió en 2013 junto a dos amigos suyos. Esta semana el nuevo integrante de los Knicks tuvo que viajar a Los Ángeles para testificar en el juicio y preparar su defensa con los abogados, entretanto, sus compañeros siguen preparando el curso que viene con partidos de preparación

El martes pasado comenzó oficialmente el juicio contra Derrick Rose y dos de sus amigos, Randall Hampton y Ryan Allen. Durante los primeros días del proceso Rose se ausentó debido a sus compromisos con la franquicia neoyorquina, pero finalmente el viernes el jugador testificó. Un jurado formado por seis mujeres y dos hombres serán los encargados de decidir si el base y sus acompañantes aquel día son culpables o no de la violación. Además, la acusación se ha agravado puesto que la policía de Los Ángeles, donde ocurrieron los hechos, ha abierto una investigación criminal.

La fiesta en Beverly Hills

NY Knicks Training CampLa demandante, cuya identidad no ha trascendido, aseguró a TMZ el año pasado haber sido pareja de Derrick Rose desde 2011 hasta 2013. Durante este tiempo el base la habría sometido a vejaciones constantes, pero la gota que colmó el vaso fue el supuesto abuso en agosto de 2013. Sin embargo, de acuerdo con su testimonio no lo denunció hasta dos años después por vergüenza y por pertenecer a una familia muy conservadora.

Según la mujer, de 30 años, el deportista y otras dos personas abusaron de ella cuando se encontraba inconsciente. Al parecer la demandante acudió a la mansión del jugador en Beverly Hills y tras unas cuantas bebidas se sintió indispuesta. Declaró que además de estar en estado de embriaguez podría haber sido drogada, ya que solo recuerda algunas partes de la noche y tras ingerir tequila en la mansión sintió que “estaba fuera de control, más torpe”. Tras esto la mujer volvió a su apartamento, donde vomitó y posteriormente quedó inconsciente. Tal y como relata, a continuación Rose y sus dos acompañantes acudieron a su vivienda, donde supuestamente abusaron de ella entre todos.

El principal objetivo del jurado ahora es saber si las relaciones fueron consentidas o no. A lo que Rose declaró que la única vez que la mujer dijo “parad”, fue cuando los tres entraron en el apartamento y se dirigieron al dormitorio. “Nos dijo, ‘De uno en uno’”, comenta al mismo tiempo que asegura que él y Hampton esperaron en el sofá mientras Allen estaba en la habitación con ella.

La versión de Derrick Rose

Como es lógico, las declaraciones de Rose contradicen las palabras de la mujer e insiste en que las relaciones fueron consentidas. De acuerdo con la versión del base, invitó a su ex novia, con la que había roto meses antes, a la fiesta. Esta acudió con una amiga y después de uno o dos chupitos de tequila se insinuó al jugador de manera agresiva. Tras unos minutos Rose vio a la misma mujer mantener relaciones con Hampton cerca de la piscina y aunque admite que el comportamiento de ella era algo extraño, comenta que no sospechó que estuviera borracha.

Seré declarado inocente. Creo que no he hecho nada malo

Derrick Rose

Para probar su testimonio el jugador adjuntó mensajes de texto de contenido sexual así como una foto que habían intercambiado previamente. Además, los abogados del integrante de los Knicks aseguran que la mujer mantuvo relaciones sexuales –siempre consentidas- con el jugador antes de este episodio. Rose dijo durante el juicio que basándose en el intercambio de mensajes y la foto que ella envió en camisón: “Asumí que todos estábamos allí porque queríamos y que ella quiso mantener relaciones sexuales con todos nosotros“.

Los abogados del base insinuaron en un primer lugar que la mujer estaría detrás del dinero del jugador de los Knicks ya que esta exige una compensación de 21.5 millones de dólares según ESPN. Es más, la defensa le preguntó a la mujer por qué en los primeros mensajes que envió al jugador tras el supuesto episodio de violación le pedía dinero por la carrera del taxi y por un cinturón sexual que le había dado. No obstante, la demandante señala que lo único que quiere es que el jugador “se haga responsable de sus actos“.

La postura de los Knicks en el juicio

Ninguno de los miembros de la organización de los Knicks estuvo presente durante el juicio, aunque siguen en contacto con el jugador. Rose tan solo ha disputado un encuentro de pretemporada contra los Houston Rockets, pero se ha perdido el segundo contra los Brooklyn Nets y todavía es una incógnita su presencia en el choque contra los Washington Wizards.

Además se ha perdido varias sesiones de entrenamiento con los Knicks y no está claro si el base deberá declarar de nuevo el martes, cuando se reanude el juicio. “Es muy difícil ir y venir para un partido y luego volver para el juicio y de nuevo regresar para otro partido. Así que de momento solo va a hacerse cargo de eso (el juicio) y después volverá”, comentó Jeff Hornacek.