Isaiah Thomas perdió a su hermana Chyna en accidente de tráfico este sábado y el domingo demostraba su profesionalidad vistiéndose de corto para ayudar a los Celtics en el primer partido de Playoffs ante Chicago Bulls. Las lágrimas fueron inevitables. Los prolegómenos del partido tuvieron una gran carga emocional, alcanzando su máxima tensión en la presentación de los Celtics en el TD Garden.