Si hace poco lograba meterse en el Top 10 de anotadores históricos de la NBA, LeBron James ha conseguido batir un nuevo récord este viernes, el de convertirse en el jugador más joven en alcanzar los 27.000 puntos. Fue gracias a este triple conseguido en el encuentro ante Washington Wizards.