LeBron James y Chris Paul son amigos, todos lo tienen claro, hasta el punto de que independientemente de la camiseta que se pondrán a partir de octubre, sus entrenamientos antes de incorporarse a la disciplina de sus equipos los hacen juntos. Así lo mostró el propio LeBron en redes sociales con un texto añadido: «Aún conseguimos trabajar. Luchar por la grandeza».