Ha pasado un año desde que Levon Kendall abandonara el Gran Canaria y dejara el baloncesto por la grave enfermedad –un tumor cerebral– de su hijo Skyler. Ahora el versátil ala-pívot canadiense regresa para ayudar al Movistar Estudiantes en su lucha por la permanencia en la ACB como sustituto del lesionado Nacho Martín.

“Echaba de menos España”, declaró Kendall en su acto de presentación. “El equipo me ha recibido bien y estoy listo para jugar fuerte”. “Levon nos ayudará a tener equilibrio y aportará también cuando Nacho se recupere”, valoró su nuevo entrenador Sergio Valedolmillos.

Tras la mejoría de su hijo, Kendall había vuelto a jugar al baloncesto hace unos meses en Puerto Rico. Ahora le llega la oportunidad de retomar su carrera en España. Debutará este domingo en el decisivo encuentro para su equipo contra el Montakit Fuenlabrada.