Llevamos pocos partidos de la liga regular en la NBA pero ya se han vivido los primeros momentos surrealistas. Desde jugadores como Kevin Durant que pierden zapatillas hasta otros que optan por lanzar sus protectores bucales al público. Tiros que se quedan cortos, muy cortos; aficionados demasiado entusiastas y más…