Es sin lugar a dudas su año, Isaiah Thomas no sólo ha conseguido ser All Star sino que además ha elevado a los Celtics varios escalones en sus aspiraciones, logrando ser uno de los mejores equipos de la Conferencia Este. Si por algo se caracteriza este explosivo jugador tan bajito es por su rendimiento en los últimos cuartos. Un hombre letal, no le tiembla la muñeca si hay que jugarse un balón decisivo. Aquí hay un resumen de sus mejores acciones en los cuartos periodos de los partidos.