El tira y afloja de JR Smith y los Cleveland Cavaliers está llegando demasiado lejos. Cuatro millones de dólares son los culpables de que el jugador siga sin renovar, puesto que este pide 15 millones anuales y la última oferta de la franquicia ha sido de 10.5 por temporada, es decir, un total de 42 millones. Visto que las posturas del equipo y del escolta distan de acercarse, otras franquicias están aprovechando para preguntar por los servicios de Smith.

En concreto, los Boston Celtics estarían interesados en que el escolta diera descanso a Avery Bradley, según Frank Isola del New York Daily News. No obstante, el contrato del jugador sigue siendo un problema en este caso, ya que los Celtics tan solo pueden ofrecerle 9 millones por campaña así que tendrían que tendrían que liberar espacio salarial antes de que comience la temporada.

LeBron James también está presionando a los Cavaliers para que cedan a las peticiones de JR Smith, tal y como demostró con sus declaraciones hace unos días. «Odio empezar otra temporada -el segundo año consecutivo- sin uno de mis grandes apoyos«, dijo a los medios el alero haciendo referencia a la situación tan parecida que vivió el año pasado Tristan Thompson. «Como líder de un equipo y para mí personalmente es una mierda tener que lidiar con esto otra vez. Es una pieza de nuestro equipo demasiado importante como para tener que tratar este tema en otro training camp«, sentenció LeBron.