Era el primer partido del curso en casa, y el equipo al completo de Miami Heat quiso homenajear al que ha sido, y será ya para siempre, un icono para el deporte de la ciudad, hablamos del jugador de béisbol José Fernández. Su trágica muerte se producía en un accidente de barco, perdía la vida a los 24 años el pasado 25 de septiembre, una pérdida que ha sido un gran shock y que el equipo de baloncesto al que él acudía habitualmente a ver jugar quiso homenajear este martes 11 de octubre.

Todos los jugadores de los Heat portaron unas camisetas conmemorativas durante el calentamiento con su nombre y el dorsal que portaba en los Marlins, el número 16.