Después de muchos meses de habladurías, conjeturas y sobre todo críticas, ya podemos ver a Kevin Durant con la camiseta de los Golden State Warriors. Aunque siguen siendo muchos los que no ven con buenos ojos su incorporación, el jugador se centra en hacer un buen papel con su nuevo equipo. No obstante, contra los New Orleans Pelicans perdió los nervios con Lance Stephenson, al que tiró al suelo de un empujón. Los árbitros sancionaron a Durant, autor de un doble-doble a base de 30 puntos y 17 rebotes, con una falta técnica.