Los Nets recibían a los Clippers en condición de peor equipo de la Conferencia Este y lograron dar la sorpresa, y es que el equipo dirigido por Doc Rivers llegaba con dudas y cosechó en Brooklyn su tercera derrota seguida (127-122). Tuvieron que jugarse hasta dos prórrogas para decidir quién lograba el triunfo final. Fue la noche de Sean Kilpatrick, quien logró 38 puntos con 14 rebotes en la mejor noche de su carrera, y estuvo bien secundado por Brook López con 27 tantos.