Captura de pantalla 2017-01-27 a las 02.59.30

Ya conocemos los nombres de los jugadores que participarán en el All Star Game por ambas conferencias, pero como en toda selección de nombres siempre hay injusticias y desacuerdos sobre los que no estarán en la gran cita. Lo cierto es que siguiendo lo que reclaman los aficionados y especialistas, podemos formar dos buenos quintetos de ‘ausentes’ en cada bando.

LOS OLVIDADOS DE LA COSTA ESTE:

Joel Embiid es el hombre clave, alguien que bien merece estar en el partido de las estrellas, seguro que se cansará de jugarlos en años venideros, pero de momento tendrá que conformarse con el Rookie Challenge. Su proceso de crecimiento lo convierte en meritorio para haber estado seleccionado de cara al próximo domingo 19 de febrero en Nueva Orleans.

Bradley Beal es un jugador clave del buen momento por el que atraviesa Washington, el hecho de haber protagonizado un pobre arranque de temporada y de estar siempre a la sombra del líder del equipo, John Wall, lo convierten en invisible. Tiene calidad para estar en un All Star pero la elección de DeMar DeRozan lo dejó definitivamente sin opciones.

Carmelo Anthony es el gran ausente a juzgar por su atractivo de cara al mercado internacional y también en función de la cantidad de partidos de este tipo que ya ha disputado, un total de nueve. El mal momento de los Knicks y que haya perdido el dominio dentro del equipo en varias parcelas estadísticas parecen motivos suficientes para argumentar su no presencia.

Dwight Howard ya no es un pívot All Star, la llamada de Paul Millsap parece justa respecto a la de su compañero de equipo. Cada curso baja más su rendimiento y la llegada a Atlanta no ha cambiado la tendencia. La versatilidad de Millsap le cita con los mejores en el día clave, y es que puede ocupar varios puestos diferentes.

Dwayne Wade será el otro gran ausente junto a Carmelo, la votación popular le dejó fuera y los entrenadores no se han acordado de él. Eran doce selecciones de manera consecutiva, el cambio de aires no le ha venido bien para mantenerse fiel a la cita. Está claro que la estrella de los Bulls es otro, Jimmy Butler sí estará presente en New Orleans.

AusentesEste

LA COSTA OESTE TAMBIÉN TIENE AUSENCIAS NOTABLES:

Chris Paul está lesionado y probablemente no hubiera podido jugar el encuentro, pero lo cierto es que no hubo opción de decir que no, nadie se acordó del base de los Clippers que lidera además la clasificación particular de más-menos. Por él están tan bien los californianos, por su juego la baja de Blake Griffin no supuso malas rachas, más bien lo contrario. Había sido seleccionado en nueve ocasiones de manera consecutiva, no encontramos una buena razón que explique su ausencia.

Rudy Gobert lo tenía complicado pese a la gran temporada que está completando. Demasiados hombres interiores destacados en el Oeste y la mayor captación mediática de hombres como DeMarcus Cousins o DeAndre Jordan pesó a la hora de tomar decisiones. Pertenece a un mercado más pequeño, el internacional, no le ha servido ser el hombre que más tapones pone en la competición.

Mike Conley es el jugador mejor pagado en la presente temporada en la NBA y también está completando una de sus mejores campañas personalmente hablando. Tanto por lo conseguido este año como por haberlo considerado un premio a la insistencia y a la regularidad, cualquier razón hubiera sido buena para contar con él en Nueva Orleans. Se perdió doce partidos y quizás fue suficiente para que los encargados de elegir le olvidaran.

Damian Lillard promedia unos grandes números por encuentro con 26 puntos, 6 asistencias y 5 rebotes de promedio pero esto no le sirve de momento para estar entre los mejores en el fin de semana del espectáculo en la NBA. Muchos están enfadados por Oregon y no están de acuerdo, pero lo cierto es que Portland no termina de convencer y esto ha podido costar muy caro. Sí estarán por contra hombres protagonistas en otros equipos perdedores como Anthony Davis y DeMarcus Cousins, el primero de ambos además será titular. Escuece especialmente en los Blazers que su estrella no aparezca cuando todos los focos estén sobre los jugadores clave.

LaMarcus Aldridge desarrolla un trabajo tan transcendental como silencioso en los Spurs, y probablemente le ha costado el puesto entre los citados para el All Star Game. No tiene sentido que el mejor equipo de la liga cuente con cuatro jugadores en la gran cita y el segundo mejor tan solo vaya a estar representado por Kawhi Leonard. Por sus números o por respeto hacia una franquicia ejemplar, había motivos suficientes para creer que Aldridge estaría presente, pero tendrá vacaciones para desconectar durante unos días.

AusentesOeste

De esta lista saldrán los posibles sustitutos en caso de lesión, quedan más de veinte días y pueden pasar cosas. La repesca de jugadores para el partido de las estrellas la realiza la propia NBA, que no cierren ningún viaje con las familias, porque cualquiera de estos diez hombres podrían ser llamados para desplazarse a Nueva Orleans.