Para el cuerpo técnico de los Phoenix Suns las veces que sus jugadores chocan los cinco es igual de importante que los puntos, los rebotes, los bloqueos… Los Suns quieren comprobar cuánta química hay entre sus jugadores, por ello “tenemos una estadística de cuántas veces chocan la mano, es cierto“, explicó el técnico, Earl Watson, tras vencer a los San Antonio Spurs (91-86). Su objetivo es mejorar su registro de la temporada pasada, cuando tan solo alcanzaron 23 victorias y 59 derrotas.

Puede parecer extraño, pero tal y como informan en la página web de la franquicia el profesor Dacher Keltner (UC Berkeley) monitorizó un partido de cada equipo la temporada pasada teniendo en cuenta los abrazos y los choques de manos o puños. De acuerdo con Keltner, existe una relación entre la camaradería, es decir, las veces que los jugadores se felicitan entre ellos, y el éxito del equipo.