Comienza un año complicado en Oklahoma City tras la marcha de su máxima estrella a los Warriors, pero con Russell Westbrook se espera que el nuevo proyecto avance y vuelva a estar en la pelea por lo más alto más pronto que tarde. Con este espectacular vídeo tratan de motivar a sus aficionados y advertir a los rivales de que no es un año de transición.