Se ha hablado mucho sobre la ‘no visita’ de los Warriors a la Casa Blanca después de convertirse en campeones de esta edición 2017 de la NBA. Muchos comentarios de jugadores e incluso integrantes de su cuerpo técnico, con una clara dirección, la de no salir en la foto con Donald Trump.

David West, Andre iguodala y Draymond Green han criticado abiertamente al presidente, también el propio Stephen Curry. Parece bastante evidente que el viaje a Washington nunca se producirá, pero en las últimas horas ha comenzado a rumorearse un posible cambio de rumbo en este sentido, y es que algunos de los jugadores ven ese encuentro con el hombre más poderoso del planeta como una oportunidad de hacerse oír. Para que esto suceda, antes tiene que llegar la invitación de la presidencia de los Estados Unidos, que todavía está por llegar.

En todo esto ha aparecido también la declaración del máximo mandatario de la NBA, Adam Silver, que ha puesto algo de hielo en esta situación para calmar los ánimos potenciados a través de los ‘altavoces’ de la prensa norteamericana (y es que todo lo que tenga que ver con Donald Trump vende mucho). El comisionado coincide con algunos de los jugadores de Golden State y ha calificado esta posible situación como “una oportunidad por la que muchos ciudadanos con inquietudes políticas matarían, la oportunidad de decirle directamente al presidente lo que piensas de él”.

Son muchos y conocidos los asuntos por los que Donald Trump es criticado dentro de su propio país. Comenzando por sus desacertados comentarios machistas, y pasando por temas raciales y de inmigración. Se da el caso de que de los quince jugadores de los Warriors, catorce son de raza negra y el decimoquinto es un inmigrante (Zaza Pachulia).

Desde la franquicia californiana no hay una postura oficial pero todo apunta a que si se recibe la invitación desde la Casa Blanca se procederá a la visita, habitualmente se realiza cuando el calendario lleve al equipo hasta su duelo en Washington con los Wizards. La institución no puede obligar a ninguno de sus jugadores a acudir a la cita, será responsabilidad individual y elección de cada uno.