Nueva exhibición ofensiva del trío letal de Golden State Warriors que supuso su victoria número 12 de manera consecutiva. Stephen Curry y Kevin Durant acabaron ambos con 25 puntos anotados, mientras que Klay Thompson se quedó en 20 tantos.