Atlanta fue finalmente el equipo que eligió a Luka Doncic en el número tres del Draft, pero fue por poco tiempo, y es que justo después de que los Mavericks comunicaran su elección en el quinto puesto (Trae Young) se ejecutó el traspaso entre ambos. Dallas mandaba además una futura elección en primera ronda. Los Hawks nunca estuvieron realmente interesados en Doncic como lo estuvieron en otros jugadores, fue una decisión estratégica de mercado.

Con este traspaso, Dallas adquiere uno de los mejores proyectos de jugador del viejo continente, con 19 años Doncic ya sabe lo que es levantar títulos y recibir galardones individuales de MVP en la ACB y la Euroliga. Por su lado, los Hawks incorporan a uno de los mejores tiradores disponibles en esta generación del Draft de 2018, alguien que muchos expertos comparan con Stephen Curry en su época de universidad.

Dallas parece el lugar perfecto para Doncic, encontrará una franquicia liderada durante los últimos veinte años por un europeo como Dirk Nowitzki. El alemán mencionó y dio la bienvenida a través de sus redes sociales al esloveno. Será el anfitrión ideal para desvelar poco a poco los secretos de la NBA a alguien que ya sabe lo que es reinar en Europa pero arrancará en Estados Unidos como un novato.

Luka Doncic es un jugador con un currículum sin precedentes con 19 años, no es un base al uso, sino que genera sus propias opciones ofensivas y hace sentir cómodos a sus compañeros en la pista. Su tiro exterior puede ser irregular y deberá mejorar en la NBA pero promete una evolución tremenda.

Existe una esperanza real en Dallas de que Luka Doncic se convierta con el paso de los años en el sucesor de Dirk Nowitzki como estrella europea. Queda la duda de cómo se adaptarán mutuamente Dennis Smith Jr y Luka Doncic en el mismo equipo, lo que parece muy evidente es que esto abre plenamente las puertas a una posible incorporación de la agencia libre que bien podría protagonizar DeMarcus Cousins. De ser así, Dirk Nowitzki podrá descansar tranquilo en la que será, probablemente, su última temporada en la NBA como jugador en activo.