DoncicPhoenixSuns

Después de su exhibición contra el Bilbao Basket y de los buenos minutos que dio ante el Fenerbahçe, Luka Doncic volvió a tener un papel importante en la victoria del Real Madrid sobre el UCAM Murcia. El equipo de Laso contaba con las bajas de Rudy, Nocioni y Thompkins, y todavía no pudo disponer de su nuevo fichaje Maurice Ndour, así que la rotación blanca estaba llena de huecos. Además, la trascendencia del partido de Euroliga del próximo viernes en Munich aconsejaba regular los esfuerzos de los titulares.

Así, Doncic dispuso de 22 minutos –igualando su tope en ACB–, muchos de ellos llevando la dirección de juego en solitario. Al esloveno no le vino grande la responsabilidad. Esta vez no pudo regalar ningún highlight pero mandó con madurez, peleó rebotes y defendió bien a su asignación. Al final del partido la estadística le acreditaba 5 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias para un 10 de valoración.

En algo que se va a convertir en la tónica de la temporada (y de las próximas, pues Doncic no es elegible para el draft hasta 2018), su actuación fue observada desde la grada por un equipo de la NBA. Pat Connelly, asistente del general manager de los Phoenix Suns, y su scout europeo Emilio Kovacic, tomaron buena nota de lo que vieron en la cancha.