Marc Gasol se mostró muy feliz ante los numerosos medios de comunicación españoles que se habían desplazado hasta Nueva York, incluso solicitando al jefe de prensa de los Grizzlies que se saltara los tiempos marcados por la NBA en la atención a prensa. En todo momento se sintió agradecido por el trato recibido, ‘es un poco abrumador. No estoy acostumbrado a tanta atención, realmente es muy especial, no veo nada tan extraordinario sobre mi como para merecer este tratamiento que le estáis dando’.

Sobre el salto, después de ver que su hermano le ganaba, quiso dejar claro que ‘ no me ha hecho falta, la ha cogido rápido. Yo pensaba saltar lo más arriba posible para que la foto saliera bien’.

Más allá de un récord y una experiencia personal, el mediano de los Gasol quiere que afecte positivamente en los más jóvenes, ‘espero que la foto anime a muchos chicos y chicas a practicar deporte’.

Un día muy especial que ‘nadie me podía decir hace quince años cuando venía a ver a Pau que yo podría estar aquí. Todo es posible. Espero que todos hayan disfrutado tanto como nosotros’.