Marc Gasol fue fundamental en la victoria de Memphis ante Washington este domingo, lo hizo además en una faceta en la que no estamos acostumbrados a verle brillar, con triples. Concretamente anotó cuatro de seis intentos, una estadísticas más habitual de Stephen Curry que de un pívot como él. Tres de esos cuatro triples llegaron en el momento clave, cuando el partido estaba en juego. Forzar la prórroga y lograr una renta suficiente para imponerse fueron sus logros, incluso con celebración especial, imitando al histórico rockero de Tennessee: Jonhy Cash.