Este verano Nacho Martín protagonizó un vídeo que se hizo viral. Rodeado de varios compañeros del equipo ‘No Spain No Game’, con el que participó en el torneo de streetball Quai 54 de París, el ala-pívot del Movistar Estudiantes hacía un repaso en clave de rap por ciertos aspectos de su carrera en el baloncesto. Cada verso, un dardo. Uno de ellos: “Yo ficho en equipos que me representan, por eso no ficho en Vitoria”.

Ha querido el calendario que el Laboral Kutxa sea precisamente el primer rival del equipo colegial en la Liga Endesa (domingo, 13:00 en el Barclaycard Center). Le pregunto si cree que en Vitoria le habrán cogido un poco de manía después de lo que dijo: “No es lo que más me preocupa. Lo que me importa es ganar al Baskonia, no lo que pueda ocurrir en la grada”, responde.

En su rap, incluido en la canción Flicka Da Wrist que grabó con el rapero Wase, Nacho lanzaba otras perlas. Por ejemplo: “Mis ‘goonies’ te roban como la ACB me robó el MVP y ahora roban a Panko” o “Cada punto que meto, rebote que cojo para el que me echó del Granca”.

¿Ha recibido reacciones negativas después de decir todo eso? “La música está ahí. Hay gente a la que le gusta y gente a la que no. Lógicamente no le voy a gustar a todo el mundo. Y yo tampoco lo pretendo”.

Martín pasa por encima del asunto y prefiere centrarse en la temporada del Movistar Estudiantes, en la que no solo jugará un rol importante dentro de la cancha. “Tanto Javi [Salgado] como yo, los más experimentados, tenemos que ayudar a los jóvenes del equipo, asumir el papel de líderes y marcar el rumbo. A nosotros nos llena de orgullo que venga el entrenador y te diga que tienes que tirar del carro”.

Misión: Hacer crecer a Juancho

La semana pasada Juancho Hernangómez nos explicaba en una entrevista que se había puesto a Nacho como ejemplo: “Tengo la suerte de entrenar con él y conocerle cada día. No deja de enseñarme cosas. Es un gran ejemplo para mí”, afirmaba.

El veterano no tiene más que buenas palabras para su joven compañero. “Nos exigimos mucho en cada entrenamiento. Él es un tío competitivo, yo también. Uno de mis objetivos este año es que Juancho crezca. Que no solo juegue unos minutos, sino que sea muy importante. Yo, es obvio que voy a jugar minutos, pero él tiene que cubrirme las espaldas e incluso muchos días será titular. Mi objetivo es que dé un salto de calidad”.

Martín también confía en que los demás ‘chavales’ ayuden mucho al equipo. “El que más me ha sorpendido es Darío [Brizuela]. Es un tío muy difícil de defender, muy rápido y con muchas habilidades. Sabe acabar bien cerca del aro y puede tirar. Está preparado para jugar en ACB. Edgar [Vicedo] fisicamente está genial. Fran [Guerra] juega bien de espaldas, es un tío duro. Nuestros jóvenes están preparados para esta liga”, sentencia.

El ala-pívot afirma estar ilusionado ante el reto de la nueva temporada “porque tenemos un equipo joven y con ambición. La filosofía no cambia, ni el estilo, pero es verdad que ya no tenemos a Aradori, Slokar, Simpson, Van Lacke… Somos diferentes, los americanos pintan muy muy bien y Stimac es un tío que trabaja mucho y tiene un gran rendimiento. Vamos a darlo todo por hacer un buen año. Personalmente, quiero superar las victorias del año pasado. Pero vayamos paso a paso”.