Era el partido más importante del día en lo que a baloncesto se refiere y se notó, entre otros sitios, en la grada. La ciudad de Minneapolis se conjuró en el Target Center para apoyar a las Lynx, muchas caras conocidas vivieron desde la grada la intensidad marcada entre las locales y las Sparks. De este modo pudimos ver a gran parte de la plantilla de los Timberwolves, como Ricky Rubio que acudió con sus hermanos, o rostros muy populares ya en la ciudad como Karl.Anthony Towns, Zach LaVine…

Incluso Magic Johnson quiso desplazarse a Minnesota para apoyar a sus Sparks, la leyenda del baloncesto norteamericano vivió con muchísima intensidad el duelo al ser el propietario de la franquicia angelina.