El FC Barcelona se estrena en la Euroliga y su capitán, Juan Carlos Navarro, ha querido hacerlo también en el blog de la competición. El jugador catalán está a punto de iniciar su 16ª temporada en el torneo, pero los aficionados del equipo azulgrana pueden estar tranquilos y es que este todavía no piensa en su retirada, eso sí “será mi condición física la que decida si dejo o no el baloncesto“. Atendiendo a esta premisa el escolta comenta que ha perdido seis kilos desde la temporada pasada, siempre “cuidando mi dieta” ya que “cuando eres mayor necesitas cuidar más de tu cuerpo“.

Con este importante cambio físico Navarro, de 36 años, confía en poder continuar a un buen nivel y que las lesiones le respeten: “Se puede jugar a buen nivel a los 36 años, no estoy preocupado por eso. Mi amigo Pau Gasol hizo unos Juegos Olímpicos increíbles. Incluso aquí en España tenemos a Felipe Reyes, Bostjan Nachbar, Carlos Cabezas y Alex Mumbrú que han comenzado la temporada muy bien y tienen más o menos mi edad“. Ante la pérdida de algunas cualidades físicas, el capitán blaugrana cree que las puede suplir con otras habilidades: “Quizá no soy tan rápido como hace 10 años, pero encuentras la manera y aprendes a ser más listo”.

El escolta catalán dice estar muy agradecido a la competición por todo lo que le ha permitido vivir así como los premios que le ha otorgado durante su carrera. “Pararon el partido cuando me convertí en el máximo anotador histórico, me han convertido en una estrella de la Euroliga e incluso tienen un despacho con mi nombre en sus oficinas“, relata. Sin embargo, la carrera de Navarro aún no ha terminado y su hambre de títulos sigue intacta: “Creo que mis rivales tienen el mismo respeto por mí que antes y sé de lo que soy capaz“.

Aunque algunos jugadores se mostraron dubitativos en cuanto al nuevo formato de la Euroliga, al jugador del Barça no le disgusta. “Me siento un privilegiado por haber ganado dos Euroligas, pero me gustaría ganar una vez más. Dimitris Diamantidis y Vassilis Spanoulis tienen tres títulos cada uno y quiero alcanzar a esas dos leyendas“, asegura Navarro. “Ganamos en 2003 y 2010, si ganamos en 2017 ¡será una vez cada siete años!“, bromea el capitán del Barcelona.