En realidad la comparativa sería más justa si dijéramos que Russell Westbrook es el Oscar Robertson del presente. Y es que mientras la estrella de los Thunder acumula ya nueve triples-dobles en la temporada, cuatro de ellos de manera consecutiva en estos momentos, el de los Cincinnati Royals logró mucho más, en concreto promediar un triple-doble en toda la temporada: 30.8 puntos, 12.5 rebotes y 11.4 asistencias por encuentro, fue en el curso 1961/62.