La derrota era algo todavía desconocido para el Real Madrid en Liga Endesa pero este fin de semana el FC Barcelona se ha encargado de enseñarle lo que es. Después de caer en el Palau por 85-75 el técnico del conjunto blanco, Pablo Laso, comentó que se marchaba “cabreado y disgustado“. Además, el entrenador del Madrid añadió en rueda de prensa que “para jugar contra grandes equipos hay que hacerlo mucho mejor“. Para Laso la clave del choque residió en la primera parte, cuando los catalanes se marcharon al descanso con un 49-33 favorable en el marcador. En este sentido el técnico vasco coincidió con las palabras de Andrés Nocioni en el descanso, cuando el argentino comentó que al Palau tenían que ir “con más de ganas“.