Al principio fueron los médicos los que descartaron el regreso de Chris Bosh a las canchas y ahora desde los Heat han dado por cerrada su etapa allí. El presidente de la franquicia, Pat Riley, vertió unas declaraciones un tanto duras durante el media day sobre la situación del jugador: “Basándonos en el último examen médico, creemos que probablemente la carrera de Chris Bosh en Miami se haya acabado“. Además aseguró al periodista Tim Reynolds que el equipo “no está trabajando pensando en su regreso” pese a que “Chris todavía es optimista“.

El ala-pívot sufrió un varapalo el viernes pasado cuando no pasó el reconocimiento médico y por lo tanto no obtuvo el visto bueno para jugar. Desde la franquicia emitieron un comunicado informando de que no había una fecha concreta para la vuelta del jugador, pero a juzgar por las palabras de Riley si Bosh regresa desde luego no lo hará con la camiseta de los Heat.