Sin duda uno de los mejores momentos del All Star de Toronto fue el concurso de mates que protagonizaron Aaron Gordon y Zach LaVine. Ambos hicieron pensar a los aficionados al baloncesto que su rivalidad tomaría el relevo a aquella entre Michael Jordan y Dominique Wilkins (1988) o Jason Richardson y Desmond Mason (2003). Sin embargo, Gordon ha desvelado a Alex Kennedy (BasketballInsiders.com) que no sabe si competirá el próximo año.

No estoy al 100% seguro de participar en el concurso. Lo di todo en este último y ser más creativo es difícil. Creo que podría hacerlo, pero no sé si lo haré“, fueron las palabras del jugador. Preguntado por su experiencia en Toronto, el jugador de los Orlando Magic reconoció que “siempre quise participar en un concurso de mates de la NBA. Tuve la oportunidad y lo hice lo mejor que pude“. “Después de aquello la gente decía que era uno de los mejores ‘matadores’ en la NBA, aquello fue increíble“, explica.