Tras una campaña llena de éxitos con el Laboral Kutxa Baskonia, Velimir Perasovic se convirtió en uno de los entrenadores más codiciados en el panorama europeo. Finalmente el técnico se decidió por el Anadolu Efes, pero para completar su salida del club vasco tuvo que poner mucho de su parte, asegura a Eurohoops: “Sí tuve que pagar cierta cantidad al Baskonia para venir al Anadolu Efes. Así es la vida. Necesitas pagar un precio por todo lo que quieres tener y de verdad quería entrenar aquí, por lo que hice algunos sacrificios“.

No obstante, Perasovic solo tiene buenas palabras para el Baskonia y en especial para Giannis Bourousis, líder del conjunto de Vitoria la temporada pasada. El interior griego coleccionó MVP tanto en la competición doméstica como en Euroliga y fue uno de los responsables de la clasificación del equipo vasco en la Final Four de Berlín. “El año pasado Bourousis fue el jugador más importante, nos llevó a la Final Four. Fue un ejemplo con su actuación, su sentido de la responsabilidad y su ética de trabajo. Me ayudó mucho durante la temporada. Si sigue así va a conseguir muchas cosas porque sabe mucho de baloncesto y le encanta“, señala el técnico croata. Además, le augura un gran futuro en el Panathinaikos, equipo por el que fichó este verano.

Uno de los desafíos a los que se enfrenta esta temporada con el Anadolu Efes son los cambios en el reglamento. Mientras que las faltas para interrumpir el juego se considerarán antideportivas en Euroliga, en la BSL seguirán siendo faltas normales. “Va a haber dos criterios arbitrales en los dos torneos que juguemos este año y eso es un problema. En Euroliga las faltas tácticas serán tratadas como antideportivas, pero por otro lado en la liga turca será la regla de la ventaja“, explica Perasovic.